jueves, 11 de julio de 2013

Xi'an y sus guerreros.


Después de 3 días en Shanghai, ya tocaba movernos hacia nuestro siguiente destino en el interior de China, Xi'an.
Pudimos reservar el "soft bed" en el tren (eso si, con 2 días de adelanto, y ya empezaban a quedar solo los "hard bed"), pero nada de reservas de "con un mes de adelanto" como habíamos leído en algún sitio.

Llegamos a Xi'an a eso de las 9,30 de la mañana. Esta vez decidimos reservar un hostel en el centro, por lo que nos quedaría a tan solo un km de la estación.
Relativamente fácil de encontrar, (con la ayuda de un tuk tuk, eso si), no solo tenia buen ambiente y decoración sino que encima esta ubicado en un antiguo cuartel del ejercito chino, por lo que lo hace mas especial. Tanto, que se encuentra en el ranking de los 10 hostels mas especiales de la cadena "hosteling international".


Actual hostel, antiguo cuartel del ejercito chino.


Por lo que pudimos ver el primer día, esta ciudad no tenia mucho de especial mas que por la muralla que rodea a su casco antiguo y ciertos edificios de arquitectura clásica china. Debo decir que nos pareció de por si bastante fea. A las afueras de esta gran ciudad había algún que otro atractivo, pero no nos detendríamos a verlo.

Lo que mas nos gusto en Xi'an son de nuevo los parques, (como en las anteriores ciudades), siempre limpios, llenos de vida y buena energía. A cualquier hora están llenos de gente practicando alguna actividad o deporte, y la mayoría de veces te invitan a que participes. De verdad que merece mucho la pena visitarlos.



Gente bailando en el parque.

Por lo que Xi'an es realmente conocida, es por sus famosos guerreros. (A parte de haber sido la antigua capital de China hace ya mucho tiempo).

El hostel ofrecía tours hasta allí por 280 yuanes, pero decidimos hacerlo a nuestra manera.
Aunque nos costo algo hacernos entender lo que íbamos buscando y donde (porque no estaba muy claro cual era la estación de autobuses), al final conseguimos encontrarlo (a través de gestos, literalmente, os podéis imaginar haciendo de guerrero!), y a un precio mucho mas barato del que pensábamos, 8 yuanes de bus mas 150 de la entrada a los guerreros, nos ahorrábamos 114 yuanes cada uno (vamos, 2 noches + desayuno en algún hostel del país, que no es poco).

A una hora en bus esta el lugar donde se encuentran los famosos guerreros. Un lugar, en principio en medio de la nada, donde solo había campos de siembra y donde un buen día, un campesino decidió excavar un pozo para sus tierras, descubriendo por casualidad, "alguna que otra pieza de artesanía".
No sabia el pobre campesino el tesoro que había encontrado. Y por supuesto nada en concordancia con el dinero que habría recibido por dicho hallazgo.


En la sala principal.

Al parecer, hay unas 2000 piezas desenterradas, entre guerreros, caballos, armas y algún carruaje, aunque para nosotros no pareciera esa cantidad. Algo menos diríamos nosotros... a no ser que cuenten también los millones de pedacitos que se encuentran repartidos por todo el recinto a expensas de reparar y reconstruir.
Aun así, se estima que lo que se ve, es solo una cuarta parte de todo lo que puede haber enterrado ahí, así que os podéis imaginar lo que quedó de los campos de siembra que un día hubo allí, a la cantidad de terreno construido que hay hoy en día al rededor de dicho recinto.
El campesino se debe estar cagando en lo que un día encontró... porque al parecer sigue vivo por lo que tengo entendido...


En la sala dos.

Empezando por la segunda y tercera sala, tal y como habíamos leído como consejo. Encontramos 2 naves con un montón de piezas para reconstruir, además de algunas piezas ya reconstruidas a modo de exposición en vitrinas.
Dejamos la primera nave para el final para verlo en su plenitud. Una nave enorme, cual hangar, del doble o trile de tamaño que las anteriores, donde se encuentran la mayoría de figuras ya reconstruidas y puestas en formación tal y como debían estar cuando se hizo hace ya mas de 2000 años. Es increíble el detalle de realismo que tienen.


Guerreros en sala uno.

Casi 3 horas de visita, incluyendo la visita al cine que allí tienen montado, bastante antiguo por cierto, proyectando un corto realizado, como mínimo, en los años 70 cuando se descubrió el hallazgo.

Al día siguiente partíamos hacia Chengdu a las 9 pm, de nuevo en "soft bed" por lo que teníamos la mañana libre, la cual la aprovechamos para descansar y visitar la muralla que rodea a la ciudad. 40 yuanes por la entrada + otros 40 por alquilar una bici para poder verla entera. Si ya se hace largo en bici, no os quiero ni contar como puede ser hacerlo andando. (14 Km de longitud).


Muralla que rodea al casco antiguo.

Sabri montando en bici en la interminable muralla.

Nos quedaban, nada mas y nada menos que 17 horas para llegar a Chengdu... menos mal que eran solo 700 km los que separaban Xi'an de Chendu...


Fotos: Julen Esnal