miércoles, 14 de mayo de 2014

Melbourne. Ciudad cultural


No nos podíamos creer que habíamos llegado a Melbourne; Nuestro destino final. La ciudad mas europea de Australia. Aunque por lo que veíamos en las afueras, no nos estaba convenciendo mucho. (Es lo que suelen tener los suburbios...).

Después de 26 días y 6.000 km recorridos, habíamos llegado por fin.
Habíamos conseguido dormir gratis un tercio de los 26 días, lo cual no estuvo tan mal como para no saber o conocer nada de Australia.
Y sin duda, una mas que buena idea el hecho de alquilar la caravana, porque de lo contrario... no se cuánto nos habríamos gastado.

Pero había llegado el momento; Y aunque nos había encantado la experiencia, ya teníamos ganas de devolverla por el frío que estábamos pasando los últimos 4 días aquí en el sur.

Llegaríamos a la ciudad justo a tiempo para limpiar la furgo y devolverla.
De paso nos quejamos de algunos detalles que nos hicieron el viaje digamos, aun mas... divertido... y nos acabaron devolviendo el precio de un día de alquiler.. (poco nos pareció para los sustos que nos pegamos durante todo el recorrido, pero bueno...)

Cogimos un taxi hasta el mismo hostel, (20 dolares), el Urban Central,.
Enorme hostel con todo lo necesario para permanecer 3 días eso si, en habitación compartida por 18€ cada uno por noche. Buen ambiente, estupenda y enorme cocina (perfecta para cocinar durante los tres días), oficina/agencia viajes, sala de internet ... desayuno incluido... Vamos, lo que realmente necesitábamos.
Tras la ducha nos dio tal "bajón" que estábamos literalmente exhaustos.

Estos días, además de ver Melbourne, nos servirían también para preparar el viaje a Nueva Zelanda.
Tras unas horas frente al ordenador, necesitábamos despejarnos de tanta pantalla e hicimos nuestra primera incursión a la ciudad.

Edificio "Manchester Unity" en el centro.

A las puertas de la biblioteca.


El centro (que lo teníamos a 3 min andando), se veía completamente distinto a los suburbios.
Edificios enormes y súper modernos, empezando a resaltar éstos con sus luces encendidas con la caída de la noche.
Con el río cortando la ciudad, se podía ver los diferentes puentes y la silueta de la misma. Y con un paseo al borde del río, lleno de todo tipo artistas callejeros, animando a los numerosos paseantes.

Nos marcamos la Biblioteca Nacional como destino en esta primera incursión a la ciudad, ya que estaba en el mismo centro; Ademas de por lo bonito de su edificio. Al igual que los edificios colindantes, como el espectacular (para mi), Manchester Unity building, y otros muchos tantos mas modernos.

Un recorrido muy bueno para hacernos una primera idea de la ciudad. Y sin coger ningún tipo de transporte.

Al final acabamos pasando por la biblioteca los tres días de estancia en Melbourne. No sólo porque fuera bonita, sino porque además tenia internet gratis, detalle que nos ayudo mucho para planear nuestro recorrido por el país de los kiwis, y de paso no gastar ni un duro en penosos "locutorios".
Por cierto, preciosa biblioteca que bien merece la pena no solo visitar, sino disfrutar.

Exterior de la Biblioteca Nacional.

Interior de la parte antigua de la Biblioteca.


Tras otras buenas horas al día encerrados, planificando nuestros siguientes días, nos merecíamos un descanso, y porque no, un premio.
Encontré una oferta de 2x1 en un local de pancakes cercano. (Era la primera vez que entrabamos a un local desde que llegamos a Australia). Unos pancakes, calientes, esponjosos, con una bola de helado de vainilla y con chocolate caliente por encima... perfectos para ese momento... (mejor no pongo la foto).
La verdad que aquí se pueden encontrar restaurantes con especialidades de todo tipo, como los spanish doughnuts que son en definitiva, los churros de toda la vida... con multitud de sabores...

Cada día hacíamos una ruta distinta para ver la ciudad. Y cada día me gustaba mas. Una ciudad multicultural. Viva, pero a la vez nada estresante.
Con cientos de esculturas repartidas por todas sus calles. Y si no son esculturas, son bonitos graffitis, o músicos, o algún que otro artista callejero.
Cines, Teatros, museos, exposiciones, ferias, festivales de todo tipo...
La ciudad mas cultural de Australia según dicen, y estando tan solo 3 días aquí, se nota, se siente... y se disfruta con mucho gusto.

Esculturas ...

... más esculturas ...

... graffitis ...

... artistas callejeros ...

... farolas decoradas ...
Fotos: Julen Esnal