martes, 22 de abril de 2014

Cape Tribulation y la Gran Barrera de Coral.


A las 8 de la mañana ya estábamos poniéndonos los trajes de neopreno para hacer snorkeling por la Gran Barrera de Coral. 8 dolares cada uno, más evidentemente, los 123 dolares por el medio día de excursión, (En total unas 2 horas de snorkeling).
Elegimos "Ocean Safari" porque nos la recomendó diversa gente a lo largo de esos días, y os digo, volvería a cogerla por su profesionalidad y su bien hacer.

Pensaba que pocas cosas me podrían gustar aun mas de lo que ya estaba viendo por Australia en esos días, pero me equivocaba enormemente.

Vista de la playa de Cape Tribulation desde la lancha.

Con los trajes puestos justo antes de tirarnos.


30 min serian los que tardamos en ir desde la playa donde nos recogieron, hasta una mini isla de unos 20 metros de largo, por unos 2 de ancho, tan solo de arena blanca, en medio de ... la nada.
Allí estaba la Gran Barrera de coral. Con un agua completamente cristalina, (tras haber pasado un buen trecho de aguas profundas y azul oscuro), se podía ver el fondo de arena blanca debajo de la lancha, a tan solo unos metros de profundidad.

Antes de nada, nos informaron sobre el estado en el que se encuentra el coral, y de qué manera podríamos hacer para que el impacto de nuestra visita, fuera el mínimo y poder seguir conservándola de la mejor manera. (10 gallifantes para la empresa, pensamos). Tras esta explicación, ya estábamos saltando desde los lados de la barcaza con el equipo completo.

La primera hora, nos dejaron a unos 100 metros de la paradisíaca isla, (sin poder acercarnos a ella, según nos aconsejaron), pudiendo hacer snorkeling en un gran área.

Mentiría si dijera que lo que ví durante esa media mañana, no fue una de las cosas mas espectaculares que he visto en mi vida...
Cientos de colores y formas en todas partes, es lo que recuerdo, entre coral, plantas y peces.
Al principio parecía un delfín de lo excitado que estaba, bajando y subiendo a la superficie, acercandome lo mas posible (pero sin tocar) a todo lo que encontraba delante mio.
Una vez que me di cuenta donde estaba, me tranquilice y empecé a utilizar el tubo para respirar... No me quería perder absolutamente nada!
En pocos minutos mas, me encontré con una tortuga nadando a sus anchas. (Cada vez me gusta mas la película "Buscando a Nemo", por su gran realismo... os digo, era igualita que la tortuga surfera!). Cuando ya pensaba dejarla, me doy la vuelta, y me encuentro con una aun mas grande. Y si no eran ellas, eran peces de todo tipo de formas y colores...

Delante de la isla paradisíaca en medio de la Gran Barrera de coral.


Este vídeo de Jeremy Smith podría decir que es lo mas parecido a lo que vimos en aquel lugar... (pero sin los tiburones al final...).

Una hora mas o menos debimos estar por allí, cuando nos dijeron de meternos en la lancha para desplazarnos unos 700 metros mas hacia el fondo para ver otra parte de la barrera de coral... Y de nuevo al agua!
Y fue saltar de la lancha y ver otra enorme tortuga escoltada por dos enormes peces casi en el fondo del mar.

Aun con unos cuantos metros de profundidad, el agua seguía tremendamente cristalina...
Esta vez no podíamos estar tan cerca del coral por los metros de profundidad que nos separaban, pero eso hacia que se pudiese abarcar mejor con la vista... y de paso, con peces mas grandes aun.
La pena fue no ver el tiburón que algunos vieron a pocos metros de allí. (No era peligroso por lo que nos dijeron).
Aun así, puedo decir que fue una experiencia realmente alucinante.

Para rematar la jugada tras otra hora buceando, (que por cierto, parecieron 20 min, no exagero), cuando nos volvíamos en la lancha, vimos algo que puso la guinda al pastel. Unos cuantos delfines nadando a pocos metros de nosotros.

Observando a nuestros nuevos compañeros de viaje.

De vuelta a Cape Tribulation con una sonrisa de oreja a oreja.


Sin duda, un gran día para recordar.


Fotos: Julen Esnal.
Vídeo: Jeremy Smith (YouTube).