miércoles, 16 de abril de 2014

La Meseta de Atherton (II).


Día de kayaks era lo que tocaba hoy.
El precio mas bajo que vimos hasta ahora en cuanto actividades para hacer de entre las miles que se pueden practicar por Australia. 42 dolares cada uno para unos 9 km de bajada en kayak, hasta justo el camping de Babinda donde nos quedamos un par de noches, que es donde terminaba.

Muy sencillito, casi sin rápidos pero con un agua cristalina donde si no veías el fondo, era por lo hondo que estaba, que por cierto no era en muchos casos.
Como siempre, apenas sin gente, (6 personas incluidos nosotros), por lo que se disfruta aun mas la tranquilidad del lugar. Era dejar llevarse por la corriente y podías ver las diferentes clases de pájaros aparecer frente a ti. Os dejo un enlace ya que no pude tomar fotos:
http://babindakayakhire.com.au/gallery-2/

Tras finalizar tan bonito paseo, era tiempo de movernos y descubrir mas lugares de la zona interior de la meseta de Atherton, Queenlands.
Desde que dejamos Cairns, nuestra intención era hacer una especie de loop por el interior, para terminar en Cape Tribulation; Lo mas al norte que podíamos ir por carretera asfaltada por la costa, para desde allí, volver a bajar hasta Cairns y seguir ruta hacia Melbourne, nuestro destino final.



Tiramos hacia el sur hacia el pueblo de Millaa Millaa, el cual dejamos de lado, ya que nuestra intención era ver la cascada que se encuentra a dos km del pueblo.
... Empiezo a quedarme sin palabras para expresar lo que vimos... solo os digo que me entro una especie de risa tonta, cuando la tuve delante. Creo que ni las fotos hacen justicia a algo así. De nuevo, era tan bonito que parecía diseñado a propósito. Como un decorado de película.
Y adivinar que... prácticamente sin gente...


Tamaño de la cascada en proporción con la chica de abajo.


Debo decir que es como si fuera febrero a pesar de ser Agosto, y lo que mas se ven son jubilados de otras partes de Australia, o jóvenes extranjeros con caravanas como nosotros.

Eran ya casi las 5:30 pm, perfecta hora para parar en un camping cerca de por allí el cual, afortunadamente, habíamos reservado previamente.
Pequeño, y con un toque rustico se podría decir, viendo la cocina común con su chimenea, (la cual tuvieron que encender del fresquito que hacia), en lo que era una especie de antiguo granero.
25 dolares nos costó, recargando energía para la furgo, (que ya le tocaba); El precio mas barato de los alrededores, según su simpática dueña.
Aprovechando que teníamos cocina común, nos hicimos un "seabass" (el pescado mas barato que encontramos) a nuestro estilo mediterráneo... ajo y aceite de oliva, acompañado con unas patatas cocidas y brócoli... (No sabéis la de días que estuvimos pensando en Asia en comer algo así... el resultado, os lo podéis imaginar...).

Al día siguiente, nos levantamos prontito (6,30 am) para ponernos en ruta cuanto antes. La primera parada, cerca de Yungabarra, donde se encuentra una de las atracciones mas famosas de la región, el "curtain fig tree". Un árbol acechado por por un parásito, el cual crea esta preciosa estampa.

Impresionante la altura del arbol con sus 15 metros de cortina.

Esquema de cómo se formo la cortina.

Enorme tamaño en proporcion a Sabri.


La segunda parada fue en el "Parque Nacional de Mareeba Rock Wallaby" donde vimos a los canguros por primera vez... bueno, y en su versión reducida. Son lo llamados "wallabies". La pena es que están muy acostumbrados a que los turistas les den de comer, y lo bueno, es que les ves de muy de cerca.
El siguiente canguro que vimos lamentablemente, fue uno muerto, de tamaño medio, a un lado de la carretera. Es mas, hasta 4 o 5 animalillos muertos vimos a lo largo del camino.

El error tan grande que es darles de comer.

Una hembra wallaby con su cria en el saco.


De allí, tiramos hacia la Mareeba Wetlands. Otro Parque Nacional, algo mas al norte, con un escenario mucho mas seco, bordeando un lago lleno de aves acuáticas.
Tras hacernos unos 8 km de carretera de grava (en la que no puedes ir a mas de 25 por hora), se llega hasta un escondido lugar, frente a un gran lago, lleno de aves.
(Una especie de Parque de Doñana, para que os hagáis una idea...).
Los precios como siempre, carisimos. Que si piragua, que si tour por el parque, que si puesta de sol frente a la laguna...bla bla bla...; Pero había una versión, especialmente diseñada para nosotros, una ruta a pie de unos 6 km, atravesando la sabana y rodeando las dos lagunas. Precio: 6 dolares cada uno.


Los enormes termiteros que encontrábamos a nuestro paso. Foto: Sabri.


La caminata, estupenda para hacerte una idea de cómo es el parque. La pena fue que no vimos ningún canguro ni otro tipo de animal, mas que aves pasando encima de nosotros con unos cánticos preciosos.
Bueno sí, vimos una serpiente, justo a nuestro paso pero sin cabeza. Por lo que a partir de ahí empece a comerme la cabeza pensando si nos volveríamos a encontrar otra en el camino pero esta vez, con cabeza...

Después de unas 2 horas de caminata, cogimos nuestra caravana y nos volvíamos por el camino de tierra para salir del parque nacional cuando de repente, nos aparecieron 2 enormes canguros cruzando y saltando frente a nosotros... Quería haber cogido mi cámara en ese momento, pero me quede tan embobado que sólo pude ver cómo se alejaban... Por fin los vimos, vivos y encima, en total libertad.

Carretera por la que vimos atravesar a los canguros.


Era hora de buscar camping. No habíamos reservado nada, porque no sabíamos donde íbamos a terminar el día, cuando de repente, dimos con otro camping, gratis!
Otros 30 dolares ahorrados... y el sitio, perfecto para pasar un par de noches. Lo malo es que teníamos que seguir ruta hacia "Cape Tribulation", el cabo mas al norte de esta zona, ya que a partir de ahí, son solo caminos para 4x4.

... Continuará en la parte (III)

Ir a La Mesera de Atherton (I).

Fotos: Julen Esnal