viernes, 7 de junio de 2013

Gastronomia en Jordania.


Después de una estancia de 10 días, recorriéndonos el país de norte a sur, sin duda el mejor restaurante al que hemos podido ir aquí, ha sido el Sara restaurant en Amman.

Justo en frente del restaurante más conocido por su falafel (el Hashem rest.) se encuentra este restaurante especializado en pescado y marisco.
Pescado típico jordano además de los típicos salmón, dorada o lubina cocinados de una manera un tanto parecida a la nuestra, por lo que si estáis cansados de comida rápida jordana, como kebabs y falafel, es una opción mucho mas que aconsejable pasarse por este restaurante y pegarse un homenaje a buen precio. (2 platos principales y una botella de agua no llega a 20 €, y los platos son mas que abundantes).

Otro de los sitos donde comimos excelentemente bien fue en el desierto de Wadi Rum. No se si por el hecho de hacer la comida bajo tierra o que, pero nunca comimos un arroz o unas verduras tan sabrosas. Acompañado de piezas de pollo, patatas y diferentes tipos de ensaladas, con una compañía tan amigable como la beduina, y en ese enclave tan especial en medio del desierto, fue la vez que mas disfrutamos de una comida en este país.

Para bolsillos mas apretados como los nuestros os comento la opción que tuvimos en la ciudad de Aqaba, al sur del país, junto al Mar Rojo.
Aun teniendo el alojamiento en south beach, a unos 15 km de Aqaba, decidimos bajar al centro y alejarnos de los precios para turistas que nos rodeaban, para mezclarnos con la gente local. Junto a la enorme bandera, a la entrada de la ciudad, nos encontramos con un par de restaurantes especializados en pollo asado y cordero. Medio pollo con patatas para cada uno, un plato de arroz y una botella grande de agua, 7€ para 2 personas.

Y para finalizar, y de vuelta en Amman, una opción mas económica que la del Sara restaurant, la tenemos en el restaurante Jerusalem (muy cerquita del Sara, pero deberéis preguntar ya que el nombre esta en árabe por lo que no lo encontrareis).
Aquí pedimos el plato mas típico, el "marhsef". Un plato con una abundante base de arroz sobre la que duerme una pieza de cordero cocido. Viene acompañado de una crema de yogur caliente la cual reogaremos sobre el plato según vayamos comiendo.
Por ultimo dan a elegir ensalada o humus y estando en el país donde estamos, no había mucho que pensar para decidirme. El humus viene con un buen chorro de aceite de oliva virgen que no parareis de untar el pan de pita que ponen nada mas sentarse a la mesa.

Foto: Julen Esnal
Menú que tomamos en el restaurante Hashem.