sábado, 15 de junio de 2013

El Parque Nacional de Chitwan. Nepal


Menos mal que Surendra y compañía nos llevo hasta la "estación de autobuses" de Hetauda (por llamarlo de alguna manera) porque dudo mucho que por si solos, nosotros solos hubiéramos encontrado el bus (por llamarlo de alguna manera) que nos llevaría hacia el famoso Parque Nacional de Chitwan.

Mas que bus, parecía mitad bus, mitad camión de carga por todo el "equipaje" que transportaba. La baca del bus estaba repleta y tapada, por lo que tuvimos que meter nuestras mochilas en el interior. Eso si intentando no pisar los sacos de arroz, harina, patatas y yo que se que mas cosas podía haber allí... Menos mal que el bus no iba lleno porque con lo pequeño que era no se si habríamos cabido con todo.

Nos dijeron que tendríamos que bajarnos en un pueblo cercano a Chitwan... (no recuerdo bien ahora el nombre)... pero que seria unas 4 horas de viaje... Lo que no contábamos es que el autobús hiciera alguna que otra parada para reparar el bus, (que si el motor, que si una rueda...) o por trafico en la carretera porque había habido un accidente (cosa muy normal por aquí).

Entonces, 4 horas... ; Eso es un tanto relativo no? Así que en una de esas paradas, le pregunte algunos de los que allí viajaban, pero los pobres no me entendían en absoluto. Solo reían de vergüenza.

Así que decidimos confiar en el chico de los tickets para que recordara donde nos teníamos que bajar.

Aquí no hay estaciones de buses, por lo que el chico va con medio cuerpo fuera anunciando donde va el bus para, a quien le interese, subir.

Menos mal que el hecho de haber intentado hablar con alguno de nuestros compis de bus (campesinos la mayoría de ellos), hizo que en un momento dado, el bus se detuviera por nosotros en el pueblo en el que tendríamos que parar, porque el pobre chico de los tickets estaba mas pendiente de recoger a gente que de nosotros... como es normal.

Una vez que nos bajamos, ya teníamos a un buen puñado de hombres y niños, ofreciéndonos transporte para ir hacia el interior del Parque Nacional. Menos mal que entre Jordania y Kathmandu, empezábamos a estar entrenados a lidiar en este tipo de situaciones, porque son momentos que, entre lo aturdido que bajas y el desconocimiento a todo tu alrededor, se te hace muy incomodo y estresante pensar con claridad.

Como siempre, Sabri previsora en estas situaciones, se había guardado el tlf del hotel para poder llamarles y que nos vinieran a recoger y así evitar cualquier problema adicional, ya que no teníamos ni pajolera idea de cómo encontrar el hotel.

En 30 min. ya estábamos de camino al complejo. Por caminos de tierra empezábamos adentrarnos en el Parque Natural. Aldeas, mas que pueblos con casas de tipo adobe(!) era lo que íbamos dejando atrás. Rodeadas de animales, y personas tumbadas descansando sobre en lo que podrían ser camas de madera.

Hasta que delante nuestro nos topamos con dos enormes elefantes...

Sin duda, nos encontrabamos en el Parque Nacional de Chitwan.







Que os puedo resumir de nuestra experiencia aqui...

Tras nuestra estancia de 3 dias, salimos con sentimientos encontrados...

Por un lado, no tuvimos suerte con el hotel (resort.. segun lo llaman ellos). El servicio fue mas que penoso, y las excursiones que ya teniamos contratadas como un pack completo, fueron tristes y enriquecedoras en diversos momentos:

Enriquecedoras porque vimos y aprendimos mas sobre este pueblo y esta cultura al sur de Nepal; Y triste porque en algunas de las actividades utilizaban animales y no de la mejor manera precisamente, por lo que ni siquiera las hicimos, yendonos por nuestra cuenta hacer otro tipo de actividad que volvio a ser mas enriquecedora aun.

Sin duda una opcion mas que ver en Nepal, aunque esperamos que en un futuro muy proximo todos los implicados en este circo turistico, se den cuenta de que no lo estan haciendo de la mejor manera.


Fotos: Julen Esnal