jueves, 3 de julio de 2014

Parque Nacional de Tongariro. Isla norte de NZ.


Salimos de la ciudad de Wellington por la mañana. Debimos de tardar unas 4 horas aproximadamente hasta que llegamos a Turangi, donde tuvimos que cambiar de bus. Y de allí al pueblito que se encuentra en el centro del enorme Parque Nacional, (y que lleva su mismo nombre), otra hora mas o menos.
Lo bueno como siempre en este país, los paisajes que se ven viajando de un lugar a otro. En esta ocasión, con los volcanes nevados del Parque Nacional de Tongariro al fondo.

De nuevo en otro YHA, donde le pedimos al chófer del bus que nos dejara. Aunque en esta ocasión era mucho más básico que sus "hostels gemelos"; Suponemos que por estar en un pueblo de montaña muy pequeño. Tan pequeño, que eran unas cuantas casas, una gasolinera y un pequeño supermercado, (carisimo por cierto), dentro de la misma.
Lo bueno de éste hostel es que contaba con un gran rocódromo en su interior, (gran idea ésta...) haciendo de hall entre todas las habitaciones.

El rocódromo dentro del hostel.

Y las habitaciones escondidas tras el rocódromo.


Queríamos hacer aquí el trekking más famoso de Nueva Zelanda y uno de los mas bonitos del mundo, según dicen. El "Tongariro Alpine Crossing".
Pero el mal tiempo no nos dejó hacerlo al día siguiente, por lo que tuvimos que posponerlo otro día más.

John, el simpático belga/canario que estaba al cargo del hostel en ese momento, nos aconsejó planear el día de otra manera...
Lo mejor era ir hasta el siguiente pueblo, a 15 km de distancia y hacer alguna de las bonitas rutas de trekking que se puede hacer en las faldas de los volcanes. Lo malo aquí, es que se necesita coche para ir a cualquier lado, ya que esta todo repartido en varios kms a la redonda, y no hay buses de linea... por lo que, no nos quedaba otra opción, que hacer auto-stop.
Según nos dijeron, aquí es una opción, más que eficiente, por la seguridad y la buena voluntad de los kiwis. Y así fue. No esperamos mas de 10 min. cuando un chico que subía a esquiar, nos llevó hasta el centro de información de Whakapapa, donde sabíamos que proyectaban un par de documentales sobre el Parque, y una expo sobre los volcanes de alrededor.
Os recomiendo encarecidamente NO ver los documentales, porque no he visto cosa mas cutre en mi vida! Dos power points, mal hechos, aburridos... y paro porque me caliento..., después de haber tenido que pagar 5 dolares cada uno para verlos...

Lo bueno fue la caminata de 2 horas que nos pegamos hasta la cascada de Taranika.
Jamas había visto cambios de tiempo tan drásticos como los que vivimos en esa caminata. (Y eso que vivíamos en Dublin!). Sol, lluvia, nieve, viento y vuelta a empezar en cuestión de minutos!.


Empezando el trekking con el volcán al fondo.

El famoso volcán. Imponente.

Sabri sobre la antigua corriente de lava y el volcán al fondo a la derecha.

Al borde de la cascada.

Podíamos haber ido hasta los lagos que había más adelante, pero serían 4 horas más de caminata en total, y no queríamos cansarnos demasiado, sabiendo lo que nos esperaba al día siguiente.

Después de esperar una media hora larga haciendo auto-stop , (a veces no es tan sencillo como lo pintan...) llegamos al hostel prontito para poder descansar y encontrarnos fuertes para las 9 horas de caminata que nos esperaba al día siguiente, con el famoso Tongariro Alpine Crossing.


Sabri al otro lado de la cascada.

Tamaño de la cascada en proporción con la gente.

Cruzando el Río Mahuia.

Preciosos entornos y sin gente.

Fotos: Julen Esnal