lunes, 12 de agosto de 2013

La China mas internacional; Hong Kong.


Debo decir que la entrada que tuvimos a HK no fue precisamente la que yo tenia en mente.
Ya el hecho de pasar la "frontera" (aun estando en China) hace el viaje mucho mas pesado.
Os resumo como fue el trayecto:

Afortunadamente pudimos coger un vuelo de Cheng du a Guangzhou por poco dinero. Allí nos tuvimos que buscar la vida para encontrar "algo" que nos llevara hasta HK, ya que la información que íbamos recopilando, era cada vez mas confusa. E imaginaros hacer esto con el problema del idioma, por lo que íbamos literalmente dando palos de ciego.
Finalmente nos buscamos la vida para encontrar un bus que nos adentrara en la ciudad de los rascacielos. Todo esto para ahorranos la pasta (y la distancia, cerca de 2 días de viaje por tierra) que costaba ir en avión directamente de Cheng du a HK).

Después del cansancio y sofocante calor que pasamos esperando para coger este bus, nos quedaban dos horas mas hasta la frontera. Alli debes bajarte, coger tu pesada mochila, esperar casi una hora para pasar la frontera, volverte a subir al autobús (ups! Donde esta nuestro autobus?... de repente una señora nos dice que nos metamos en otro... vaya, ahora entiendo la pegatina que nos mandaron poner...) y de allí, otra hora mas al centro de HK....

Y todo esto para que pases por las afueras de la ciudad y te empiezas a fijar en los enormes rascacielos de viviendas, feos, antiguos y pobres... esto es HK!? con lo modernas que son las ciudades en el resto del pais?.

Pero cambie mi actitud según iba viendo detalles de la ciudad...

A mi parecer HK debió de ser en su tiempo, la ciudad mas avanzada de China. Aprovechando el poco espacio de terreno, decidieron edificar hacia arriba, convirtiendo la ciudad en una maraña de rascacielos de viviendas que, hoy por hoy han quedado antiguos, feos y en algunos casos inhabitados...

Pero HK esta cambiando, (por la cantidad de obras y reformas de edificios que se ven en todas partes) y si no lo esta haciendo, lo debería hacer cuanto antes, porque se ha quedado atrás con respecto a los centros urbanos de otras ciudades chinas. Y me estoy refiriendo especialmente al centro, a la zona de kowloon, porque la isla de Honk Kong se la ve mucho mas moderna, mas rica, con esos rascacielos de oficinas, aunque sigue escondiendo feos bloques de viviendas, maquillados, a día de hoy, con recientes reformas en sus fachadas.


Centro de la Isla de HK.
Edificios en la isla de HK.
Pero lo bueno de esta ciudad es la vibrante vida que tiene. (Y como no, del consumismo que se respira). Es un continuo movimiento de gente, con un transporte publico propicio para llevarlo bien a cabo, porque estamos hablando de mas de 7 millones de personas viviendo en esta ciudad. Y no os podéis imaginar como se pone la ciudad en horas punta.... una marea humana que parece que arrasa por lo rápido que se mueve, pero de manera organizada.

Sabri en el metro en hora punta.

Con mas facilidad para moverse en ingles, aunque me lo esperaba mejor en este sentido. Algo cara aunque si te sabes mover puedes encontrar precios bajos. Especialmente, comida. Por cierto, muchisima mas variedad que en el resto de China.

Creo que puedo definir a HK, como una ciudad con una gran mezcla de gente y culturas, que combina perfectamente el estilo europeo y la efectividad  oriental.

El ultimo día, tuvimos la oportunidad de quedar con Fiona, (a la que mandamos un fuerte abrazo desde aquí), una amiga que conocí de viaje por Europa del este, hace unos años junto con mi primo Luis, y con la que hicimos buenas migas.

Sabrina y Fiona en Kowloon.

No hay nada mejor que poder compartir unas horas con alguien conocido, y local para poder saber mas sobre esta... '"cultura paralela" al resto de China.
Y mas cuando se comparte una cena deliciosa al estilo cantones. (Todavía me acuerdo de esas "bombas" de dumplings... deliciosas!).

No me queda mas que decir, que si puedo, volveré a HK a seguir descubriendo esta vibrante ciudad.





Fotos: Julen Esnal